Skip to Content »

Libros

Ambiente: Las 7 maravillas de Costa Rica.

Hace poco, el mundo conoció sus nuevas maravillas. Similar a ello, un diario costarricense hizo un concurso donde se pidió a los ticos elegir las siete maravillas naturales de nuestro país. Casi 30.000 votantes eligieron las siguientes maravillas:

1. La Isla del Coco

Extensión: 7,6 km de largo por 4,4 km de ancho.
Área: 23,85 kilómetros cuadrados
Ubicación: Océano Pacífico, a 535 kilómetros de Cabo Blanco, península de Nicoya.

La isla fue descubierta en 1526 por el navegante español Johan Cabecas. Se han identificado allí 235 especies de plantas, 400 de insectos, 100 de aves, 50 artrópodos, 600 de moluscos marinos y 250 especies de peces marinos.
En 1967 la UNESCO la declaró Sitio de Patrimonio Natural de la Humanidad; en 1998, Humedal de Importancia Internacional; y en el 2002, Sitio Histórico Cultural, por el Ministerio de Cultura.
Cuenta con su leyenda de que un gran tesoro fue escondido por piratas en su territorio. Muchos lo han buscado pero todavía sigue en el misterio. Es la isla del Tesoro, la isla de los tiburones, la isla de la humanidad, la isla de todos los ticos.

2. Volcán Arenal.

Ubicación: La Fortuna de San Carlos, Alajuela. Unas 2.30 horas de la capital.
Extensión: El Parque Nacional abarca 12.124 hectáreas.
Altura: 1.657 msnm.
Actividad: 39 años.

El Volcán Arenal está en constante actividad. La actividad del cráter C, a una altura de 1.450 metros, se caracteriza por coladas de lava permanentes, explosiones de materiales piroclásticos y la emisión constante de gases. Está activo desde 1973.
Antes se llamaba el cerro Arenal pero el 29 de julio de 1968, el Arenal inició su periodo de actividad cuando tres cráteres se abrieron hacia el flanco oeste. “A las 7:30 a.m. , la tierra retumbó y de lo alto del “cerro brotaron serpentinas de fuego”. Se levantó una nube ardiente que devastó 12 kilómetros cuadrados. En unas horas, los poblados de Tabacón, Pueblo Nuevo y el Castillo fueron arrasados, 87 personas fallecieron y otras 6.000 debieron dejar sus casas. Hoy, uno de los cráteres se mantiene activo y en las noches es común ver estas “serpentinas de fuego”

3. El Cerro Chirripó.

Ubicación: Cordillera de Talamanca, al noreste de San Isidro del General.
Extensión: El Parque Nacional cubre 50.150 hectáreas.
Altura: 3.820 metros sobre el nivel del mar.

Es el macizo más alto del país. En la parte superior del parque existen seis áreas de gran belleza paisajística e importancia geológica: Sabana de los Leones, Valle de las Morrenas, Cerro Ventisqueros, Cerro Chirripó, Valle de los Lagos y Valle de los Conejos.
El sacerdote Agustín Bleesing, misionero de Talamanca, fue el primer hombre blanco que llegó a la cumbre, en 1904.
Desde la cima se puede observar los dos océanos, el Pacífico y el Atlántico.

4. Río Celeste.

Ubicación: 16 kilómetros al noroeste de Bijagua de Upala, Alajuela. Al norte del país cerca de la frontera con Nicaragua.
Ruta alterna: Desde la Fortuna de San Carlos (hora y media de viaje)
Extensión: El Parque Nacional abarca 12.872 hectáreas.

Río Celeste está en las faldas del Volcán Tenorio. Su color turquesa se origina por la reacción química entre minerales del macizo volcánico y el agua del río. Cuenta la leyenda que el Río Celeste debe su color a que Dios, después de pintar los cielos, limpió sus pinceles en esas aguas.
El 27 de abril de 1995, se decreta la creación del Parque Nacional Volcán Tenorio, que unido a la zona protectora Tenorio, abarca el río Celeste.

5. Canales de Tortugero.

Ubicación: 80 kilómetros al norte de Limón centro. Limón está a 4 horas de la capital.
Extensión: Es un Parque Nacional que tiene 31.187 hectáreas.
Precipitación: Cerca de 5.000 mm., al año.

Se le conoce como el pequeño Amazonas debido a la gran cantidad de bosque tropical húmedo que está protegido. Ahí se pueden encontrar 400 especies de árboles y más de 2.000 especies de otras plantas.

En noviembre de 1975, fue creada como área silvestre de conservación y un sitio para el desove de tortugas marinas.
En este parque se puede observar el caimán, la nutria, la garza tigre, por supuesto la tortuga carey, la tortuga baula, la tortuga cabezona, que cada julio, agosto y setiembre, repiten el milenario ritual de la anidación en playas caribeñas. También hay garzones y perezosos, monos aulladores y murciélagos narigudos, ranas rojas.

6. Volcán Poás

Ubicación: Sobre la Cordillera Volcánica Central, Poás, Alajuela. Queda a unos 50 kilómetros de la capital San José.
Extensión: El Parque Nacional abarca 5.600 hectáreas.
Altura: 2.708 metros sobre el nivel del mar.

En la cúspide del volcán existen dos cráteres. El principal de ellos mide 1,5 kilómetros de diámetro y 300 metros de profundidad. En su fondo se halla una laguna circular caliente, de unos 350 metros de diámetro.

Ha hecho varias erupciones. La mayor de ellas ocurrió en 1910, cuando emitió una nube de ceniza que se elevó 8 km.
“Para los geólogos, no lo dudo, tiene el valor prodigioso de una entrada al centro de la Tierra con la cual Verne se habría traído de Islandia a Otto Liddenbrock para que escuchara en la Cordillera Volcánica Central al Poás retumbando y jugando de peligroso”.

7. Reserva biológica Monteverde

Ubicación: Santa Elena, Puntarenas. (3 horas de la capital)
Extensión: Abarca 11.931 hectáreas.
Altura: Va de los 600 a los 1.842 msnm.

Es una de las reservas de bosque tropical nuboso más famosas del mundo y una de las áreas protegidas más importantes de Costa Rica. Su ubicación en la cordillera de Tilarán y mirando hacia el Golfo de Nicoya la hacen especial.

Recibe miles de visitantes que buscan apreciar y estudiar la biodiversidad de sus ecosistemas. Existen muchas variedades de pájaros, mariposas, anfibios, serpientes.

“Monteverde es escenario de aventura (desplazarse a decenas de metros del suelo, entre los árboles, suspendido de cables de acero), apreciación y disfrute del entorno; un espacio para la sorpresa y el éxtasis”.

Fuente: Adaptado de: Marcela Vargas; Randall Corella; Ángela Ávalos; María Montero; Juan F. Cordero; Álvaro Murillo; Víctor H. Murillo. 7 maravillas naturales de Costa Rica. En Revista Proa. La Nación. CR. 26-8-07.